.src = ('https:' == document.location.protocol ? 'https://ssl' : 'http://www') + '.google-analytics.com/ga.js'; var s = document.getElementsByTagName('script')[0]; s.parentNode.insertBefore(ga, s); })();

Procedimiento del mes

Tratamiento del
Esófago de Barrett

Actualmente existen dos técnicas efectivas para el tratamiento de esófago de Barrett con displasia de alto grado: la radiofrecuencia y/o mucosectomia.

ver más información

Padecimientos


Centro Médico ABC

Campus Observatorio
Campus Santa Fe
Tel. 5272 49 19 Fax. 5271 92 93
E-mail: contacto@geintegral.org

CÁNCER GÁSTRICO


  • Introducción
  • Causas por las que una persona puede desarrollar cáncer gástrico
  • ¿Cómo se manifiesta?
  • Diagnóstico
  • Tratamiento

Cáncer Gástrico El cáncer gástrico o de estómago representa la segunda causa de muerte relacionada a cáncer en el mundo.

Su incidencia varia en diferentes paises; las tasas más altas se han reportado en Japón, China, Sudamérica y Europa del Este.

El número de casos incrementa significativamente despues de los 50 años.

La causa del cáncer gástrico parece ser multifactorial y los factores causales varian en diferentes partes del mundo.

Pueden actuar individualmente o combinarse de diferentes formas para que alguien desarrolle cáncer gástrico:

  1. Factores ambientales.
    El consumo de dietas ricas en carbohidratos y sal, así como nitratos y nitritos que se encuentran comúnmente en vegetales y carne curada se han asociado a un riesgo elevado de cáncer gástrico.

  2. Factores geneticos.
    La presencia de familias con varios miembros con cáncer gástrico así como la descripción de síndromes de cáncer familiar (síndrome de Lynch) además de que se ha observado que familiares de primer grado de sujetos con cáncer gástrico tienen 2 a 3 veces mayor incidencia de malignidad que sugiera la posibilidad de que genes aún desconocidos esten implicados en el desarrollo de cáncer gástrico. No existe hasta ahora alguna prueba genética que pueda predecir si algún individuo desarrollará o no cáncer gástrico.

  3. Infeccion por Helicobater pylori (Hp).
    El Hp es una bacteria que infecta el estómago. Esta infección es la causa más comun de gastritis crónica. Algunos estudios sugieren que aquellas personas infectadas por Hp tienen una frecuencia 3 a 6 mayor de cáncer gástrico.

Aunque la relación exacta entre la adquisición de Hp y desarrollo de cáncer no está bien establecida, en la actualidad se acepta que el Hp provoca gastritis crónica. Esta inflamación crónica reduce la capa de moco, exponiendo a las células de la mucosa gástrica a un mayor número de sustancias tóxicas.

La infección crónica con Hp puede eventualmente producir destrucción de la mucosa gástrica provocando gastritis arófica, que es una condición premaligna. No todas las personas con gastritis están infectadas por Hp, y es importante resaltar que no todos los sujetos infectados por Hp requieren tratamiento de erradiación y es un porcentaje bajo que desarrolla lesiones premalignas.

Estas últimas pueden identificarse mediante endoscopía del estómago que se recomienda en aquellos casos que sus síntomas no responden a tratamiento médico, han presentado sangrado o pérdida de peso.

Los síntomas dependen de la localización y tamaño del tumor.

Los pacientes pueden quejarse de dolor abdominal, saciedad temprana, distensión abdominal.

Ocasionalmente pérdida de peso, nausea, anorexia, vomito, o anemia debido a sangrado oculto.

La endoscopía con biopsias es el mejor método diagnóstico y debe realizarse siempre que se sospecha una neoplasia gástrica.

El único procedimiento curativo es la extirpación quirúrgica del tumor junto con todos los ganglios linfáticos adyacentes.

El cáncer gástrico es radio resistente y generalmente la quimioterapia y radioterapia se aplican para paliar los síntomas pues no mejoran la sobrevida.

En casos especiales en que el cáncer se diagnostica en etapas tempranas o bien la endoscopía muestra una lesión pre maligna, se puede intentar una resección endoscópica y evitar una cirugía mayor.

Este procedimiento se denomina resección mucosa endoscópica y se emplea en lesiones que afectan la capa más superficial del recubrimiento gástrico, o capa mucosa si que el tumor se extienda a capas mas profundas.

Antes de realizar este procedimiento es necesario tener biospias que confirmen el diagnóstico además de ultrasonido endoscópico, que es un método mediante el cual se puede determinar la o las capas gástricas que el tumor invade.